16.5.12

Medite

"Visitaremos el pueblo de la Abuela Yolly" era para él una promesa segura de caserío, de paisaje agreste, de soledad y olvido. 
Pero ella sabía. Recordaba fotos y postales recibidas que anunciaban el lujo y la espléndida vista al Mediterráneo Andaluz. Lo más cerca posible de la infancia de Verano Azul y esa musiquita que no se olvida. Tururututuru tururuúuuuuuu!

6.5.12

NO VE LA HORA

Mientras espía la gris calma del Sena, espera ansioso. Seguramente cenará con aquel delicioso queso de cabra. Tal vez ella le prepare la sopa con croûtons y le dé una cucharada del dulce francés de la perdición. 
Detrás, todos los impresionistas apuntan con vehemencia y descaro en SU museo. 
A por ellos!