22.1.09

PAISAJE SOBRIO


Ahora, si dijera que está prohibido ingresar con La náusea de Jean-Paul Sartre, o con mi mp3 repleto de jazz, o con un sombrero de cowboy, o con una lapicera a pluma y un cuaderno verde, o con mi cámara, o con dos pastelitos de batata....
Si dijera todo eso, yo estaba frita.
Como los pastelitos.