24.4.08

MIENTRAS TANTO....



Una señora muy coqueta que salía del subte le contaba con vehemencia a su amiga que el canario que se había comprado resultó ser un demonio de Tazmania enjaulado, que ni canta ni alegra las tardecitas, que ni llora ni mama, que ni chicha ni limonada.
Un fiasco resultó el lindo canario.

Y yo mirando hacia arriba.







boomp3.com